inteligencia emocional

La inteligencia emocional se refiere a la habilidad de saber gestionar las emociones propias, así como también las ajenas. Y saber incluir el conocimiento respecto a las mismas en la conducta y en los pensamientos. La misma se puede aprender, así como también se puede involucrar poco a poco en la vida de las personas para así poder sacar provecho de eso.

Si esto es así con las personas adultas, imagina que puede llegar a hacer un niño que cuente con una inteligencia emocional desarrollada. Es importante aprender sobre este tema desde pequeños. Teniendo en cuenta que es una herramienta importante para el crecimiento personal de cualquier individuo.

¿Cómo empezar a desarrollar esta habilidad en niños?

Desde muy pequeños es importante que los niños comiencen a reconocer las emociones. Específicamente desde los 2 años de edad, debido a que en este momento los niños comienzan a interactuar un poco más con las personas mayores, así como también con otros niños de su entorno.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Que los niños reconozcan las emociones personales, así como las que se ven en personas de su entorno es el primer paso fuerte que hay que dar para comenzar con el desarrollo de la inteligencia emocional a futuro.

De la mano de todo este proceso está el desarrollo de la empatía. Al reconocer las emociones, el niño también comienza a sentir empatía, lo que es muy importante en todo este proceso. Sumado a esto, que los niños en su crecimiento puedan nombrar emociones, es una señal de que el niño va por buen camino a la inteligencia emocional.

Por otro lado, también es importante que en el momento en el que los niños comienzan a sentir emociones fuertes y que en ocasiones pueden superarlos. Hay que enseñarlos a lidiar con las mismas, teniendo en cuenta algunos ejemplos.

¿Y los adolescentes?

En el caso de los adolescentes se deben tratar un poco diferente. Debido a que ellos están en la etapa en la que comienzan a experimentar unas emociones diferentes a las que ya conocían, debido a que están entrando en una nueva etapa de su vida. Estas pueden ser la vergüenza, la ansiedad, entre otras. Es importante tener una buena comunicación con ellos para así poder hacer que entiendan de qué tratan estas emociones, además de enseñarle cómo lidiar con las mismas de una manera saludable.

Este tipo de comunicación debe darse desde que son niños. Así como también permitirle a los niños desde pequeños expresar sus emociones, para que así se cree ese nivel de confianza que se busca para poder tener una buena relación, principalmente, así como también para poder seguir en esta tarea de desarrollar la inteligencia emocional en los niños y adolescentes.

Desarrollar esta habilidad puede hacer un cambio importante en la manera en la que este niño o adolescente, que va en camino a ser un adulto, pueda lidiar con situaciones de la vida, así como también con la manera en la que se relaciona con las personas sin importar la edad de las mismas, o incluso su edad.

About the author

Dejar un Comentario