preparo a mi hijo para leer

No hay nada más importante que la educación de nuestros hijos, debemos garantizarles que esta será de calidad. Ya que de ella depende su futuro como profesionales. Por lo tanto, debemos ser conscientes de cada una de las etapas de crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, para así tener claro cuánto les podemos exigir y enseñar. Ya que muchos padres no usan los métodos adecuados y pretenden presionar a sus pequeños para que aprendan asignaturas que aún no están a su nivel.

Está claro que lo hacen pensando en su futuro, pero no usan las herramientas adecuadas. Por esto es importante aplicar los consejos que nos dan los experto. Sobre todo a la hora de saber como preparo a mi hijo para leer, ya que este es el punto de inicio para poder seguir avanzando.

¿Cómo preparo a mi hijo para leer?

Una de las técnicas que puedes aplicar para que tu hijo se interese por la lectura es leer tus libros en voz alta con mucho entusiasmo. Ya que cuanto más entusiasmo note en ti, más se interesará por aprender. Para conseguir esto puedes hacer lo siguiente:

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

  • Fijar un horario para leer diariamente

Para los niños resulta muy entretenido y tranquilizador el hecho de que les leas un libro o un cuento para dormir. Por lo tanto es importante que aproveches algunas horas del día para entretenerlo con esta educativa actividad y poco a poco lo integres, hasta que sea el que te lea a ti.

  • Escoge los libros apropiados

Es importante, escoger un libro apropiado para la edad y los intereses del pequeño. A la mayoría de los niños que se inician en la lectura les encantan los libros que vienen acompañados de un gran número de figuras e ilustraciones que los ayudan a imaginar la historia y disfrutar mucho más.

Por lo tanto, una vez que tu hijo tenga interés en la lectura puedes aplicar los siguientes consejos para hacerle esta tarea mucho más sencilla:

  1. Ve señalándole con tu dedo las palabras para que vaya leyendo.
  2. Usa voces divertidas para animarlo a seguir leyendo la historia.
  3. Si tu hijo tiene una duda, deténte y respóndela.
  4. Demuéstrale a tu hijo como las situaciones de la historia se pueden parecer a lo que ocurre realmente en la vida.

Y sobre todo, continúa leyendo a tu hijo con el mismo entusiasmo, aunque él ya sepa leer. Ya que si dejas de hacerlo él puede perder el interés por la lectura.

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas