Cómo compaginar la lactancia materna

Mujer sosteniendo a un bebé

La lactancia materna no tiene por qué ser un problema en tu vuelta al trabajo o en tu día a día. Aquí te proponemos una serie de consejos para hacerte más fácil esta etapa de tu vida

 

En primer lugar, nos gustaría dejar claro algunos aspectos sobre la lactancia materna:

No hay duda que la leche materna es lo natural y de lo mejor, pero no tiene porqué ser la forma de lactancia materna en exclusiva, ya sea por necesidad o porque es de tu preferencia.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Ya sea leche materna o artificial, alimentación complementaria con cualquier suplemento o introduciendo nuevos alimentos a partir de los 6 meses, todas estas alternativas son iguales de válidas y no tienes que tener remordimientos ya que a tu bebé no le va a faltar de nada.

 

Consejos para compaginar la lactancia materna

Una vez hecha esta aclaración sobre la lactancia materna, os dejamos estos consejos para que os sea más fácil compaginar trabajo y lactancia:

  • Muchas madres cometen un error al pensar que al regresar a trabajar deben dejar de dar el pecho a sus hijos. Y, además de esto, que los deben haber habituado al biberón antes que vuelvan a trabajar.
  • Es bueno hacer un banco de leche a fin de que la persona que cuida del bebé se la dé cuando la madre no está. Es simple, solo tienes que extraer tu leche y preservarla.
  • Se pueden unir todas y cada una de las horas de permiso de lactancia materna en jornadas completas. De esta manera se puede retrasar la vuelta al trabajo.
  • La ley deja solicitar una reducción de jornada o bien una excedencia, aunque con menos ingresos.
  • Otra alternativa es que alguien pueda llevar al pequeño al sitio de trabajo a fin de que la madre le dé de mamar allí mismo. O que la mamá salga del trabajo y se acerque a dónde se encuentra el pequeño en el momento de lactancia o bien en sus descansos.
  • Si el bebé tiene más de seis meses se puede dar la nutrición complementaria cuando la madre no está.

 

Hay que rememorar que es bueno que el otro progenitor utilice todos y cada uno de los derechos que tiene por cuidado de su hijo. A lo largo de esta temporada de crianza hay que atender muchos temas y entre 2 resultan más soportables y evitan la sobrecarga solo de las madres.

 

Situaciones comunes de la lactancia materna tras la vuelta al trabajo:

  • El bebé no desee comer cuando falta la madre. Ni leche, ni otros comestibles, ni en ningún género de recipiente. Es normal y no pasa nada. No hay que forzar ni obligar ya que en unas semanas se pasa.
  • Que le solicite más de mamar cuando vuelve del trabajo. Es un enorme cambio para el bebé que la madre falte a lo largo de tanto tiempo. Al mamar más usual se asegura que la madre pasa tiempo junto a él. Esto asimismo es pasajero.
  • Solicite más de comer por la noche. Por exactamente el mismo motivo precedente, hay que tener paciencia.
  • El bebé esté mejor de lo que esperabas. Esto pasa muy frecuentemente. Podemos estar preocupadísimas y estresadas por ese instante, pero los bebés se amoldan velozmente.

About the author

Dejar un Comentario